Cultura Libre es una forma de comprometerse con la sociedad

Pillku.org

¿Qué es la Cultura Libre para vos?

Para mi la Cultura Libre es una forma de entender la vida, de hacer política, de comprometerme con la sociedad y con el momento histórico que me ha tocado vivir; es un objetivo por el que luchar (la democratización del conocimiento, la promoción y difusión de la cultura como derecho humano) y también una herramienta ética y revolucionaria que se hace necesario implementar como alternativa viable en la lucha contra los poderes hegemónicos establecidos y sus mecanismos de control y dominación.

¿Cuáles han sido tus experiencias en el campo de la Cultura Libre?
Mi primer contacto “consciente” con la Cultura Libre fue a finales de 2008 en Costa Rica. Por aquel entonces trabajaba para un programa regional de cooperación española llamado MECE (Mejora de la Calidad Educativa) dentro de la CECC/SICA (Coordinación Educativa y Cultural Centroamericana). En tierras centroamericanas fue donde conocí por primera vez a comunidades de software libre, donde escuché hablar de open source y recursos educativos abiertos, donde descubrí las licencias CC y otras prácticas copyleft, donde… – en resumen – me di cuenta que debía “ponerme las pilas”, romper con lo establecido, comprometerme con la causa, virar el rumbo y desaprender lo aprendido. Había mucha información que asimilar, demasiada novedad… pero sin darme cuenta, ya había iniciado un camino – un lindo y apasionante camino – que difícilmente tenía marcha atrás.

Nunca estuve sola en este proceso. Y eso, creo es algo muy bonito e importante que me gustaría resaltar. En esta experiencia, siempre me sentí guiada y arropada por mucha gente: personas que me animaron a dar el paso y migrar a un sistema operativo libre, personas que me resolvieron dudas y problemas, personas (unas veces conocidas, otras desconocidas) de las que aprendí un montón y con las que podía perfectamente sentarme y compartir motivaciones, aspiraciones, sueños e ideales por cambiar y mejorar las cosas.

Obviamente, en Centroamérica es donde surgió el primer germen librenauta: LibreBus, un proyecto aparentemente disparatado que ideé junto a unas compañeras y que finalmente, se hizo realidad: un bus recorriendo 5 países centroamericanos (Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala) durante dos semanas: el objetivo? “generar diálogo entre las diferentes comunidades de software y cultura libre, compartir experiencias y fortalecer redes regionales”. Poder participar entonces en aquella experiencia, me cambió la vida (nos cambió la vida a todos!). En mi caso, ya no estaba viviendo en Centroamérica cuando sucedió el primer LibreBus, sino “un poquito más abajo” en el cono sur: Córdoba, Argentina había sido el nuevo destino donde, desde mediados de 2010, me había trasladado a trabajar con una beca de gestión cultural en el CCEC (Centro Cultural España Córdoba) también dependiente de la AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo).

Como no podía ser de otra forma, también en la AECID acabó aflorando la semilla librenauta y así fue como en 2012, hicieron posible una segunda edición de LibreBus en Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay: LibreBus ConoSur.
Tanto LibreBus Centroamérica 2011 como LibreBus ConoSur 2012, fueron desafiantes experiencias de cultura libre “claves” en mi formación. Gracias a ellas pude vivir de primera mano la verdadera militancia de la cultura y el software libre.

¿Cuáles crees que son los retos y desafíos para el contexto que se vive en América Latina (de pobreza y exclusión) en lo que es Cultura Libre?

Me gustaría cuestionar el término “pobreza”, no me gusta, me hace ruido. Los pueblos latinoamericanos son inmensamente ricos en cultura y tradiciones. Latinoamérica entera es un vasto territorio diverso que a lo largo de su historia “no la ha tenido fácil”, precisamente por todas las historias de sometimiento, presión y expolio a las que ha tenido que enfrentarse.

Quizás por ésto, es que lo entiendo un poco al contrario: siento que acá hay más espíritu comunitario, más compromiso, más solidaridad entre hermanos y sobre todo, más creatividad a la hora de afrontar situaciones complicadas. Y de eso tenemos mucho que aprender “los del otro lado del charco”.

Los jóvenes españoles por ejemplo, no hemos estado suficientemente preparados ni organizados a la hora de la lucha; el sistema se encargó por mucho tiempo de “acomodarnos” y desarticularnos, de modelar nuestro egocentrismo e individualismo, de hacernos egoístas. Por eso “sólo nos hemos acordado de Santa Bárbara, cuándo hemos tenido la tormenta encima”1 y para entonces (con la crisis financiera) ya era, en mi opinión, demasiado tarde.

Volviendo a la pregunta, pienso que los retos y desafíos en Cultura Libre son globales, de sur a norte y de oeste a este. Velar por la difusión de la información, los saberes y el conocimiento, defender el pleno ejercicio de nuestra libertad de expresión o fomentar el debate en torno a cuestiones como la gobernanza de internet, la privacidad y seguridad en la red, la regulación de contenidos o los derechos de autor son – en mi opinión – algunos retos importantes que requieren de la participación de la sociedad a nivel económico, político, ideológico y cultural.

¿Cómo ves el tema género y Cultura Libre? ¿Cuál crees que es el rol de las mujeres en la construcción de una Cultura Libre?

Creo que “estamos en camino” pero que debemos seguir generando espacios de encuentro, intercambio y discusión que, por un lado, profundicen en el debate acerca de las dinámicas que generan esos niveles bajos de participación de mujeres en las comunidades libres (software libre: menos del 2%, ediciones de mujeres en Wikipedia: 9%) y por otro, busquen encontrar alternativas
y propuestas concretas encaminadas a incentivar a las mujeres a iniciarse y participar de forma activa en el mundo del software y la cultura libre para superar la brecha de desigualdad en las relaciones de género y tecnología.

Pienso que sería positivo y enriquecedor realizar por ejemplo, un acercamiento de las tecnologías libres a los grupos de mujeres activistas de género. Es importante que sigamos trabajando en el empoderamiento de mujeres, en la ruptura de estereotipos y roles tradicionales entre sexos, y en trasladar a los espacios públicos y también al mundo virtual /internet sus voces y reivindicaciones.

En resumen: queda bastante por trabajar pero como decía al principio, “estamos en camino” 😉 así que hemos de seguir fomentando instancias de sensibilización, formación y capacitación en nuevas tecnologías ya que la apropiación en éstas tiene un papel fundamental en el potenciamiento de la autonomía y poder de decisión de las mujeres tanto en ámbitos públicos como privados, y en todos los espacios de participación social, política, económica y cultural.

Comentarios adicionales

Se me ocurre una anécdota/experiencia como diseñadora gráfica: hubo un tiempo que migré de Macromedia Freehand a Adobe Illustrator. Fue tedioso, pero gracias a una capacitación (paga) y mucha práctica lo logré y terminé diseñando casi lo mismo con diferentes programas de diseño gráfico vectorial. Mismo perro con distinto collar. En realidad, daba igual una cosa que otra: seguía siendo prisionera y dependiente de software privativo; y por tanto, seguía siendo un tanto incoherente con mis principios y valores.

Hace unos meses me decidí a migrar definitivamente de sistema operativo: de Mac a GNU/Linux, de programas como Adobe Illustrator a Inkscape, o de Photoshop a Gimp. Aunque al principio el proceso también haya sido complicado (y a menudo desesperante! pues me costó emplear el doble de tiempo en hacer algo que en pocos minutos hubiese tenido resuelto con “l versión pirata” del programa privativo), esta vez se convirtió en un proceso enriquecedor y llevadero: tenía a mi alrededor una comunidad llamada Gráfica Libre que me apoyaba en el cambio de forma constante y altruista, y yo me sentía más coherente y humana con mis principios y valores.

Por eso me gustaría animar a todxs, a que se lancen, instalen y prueben software y sistemas operativos libres, a que se arriesguen y afronten el cambio, a que hagan comunidad. No estarán solos en este viaje, y se sentirán mejor.

“La libertad no es poder elegir entre unas pocas opciones impuestas, sino tener el control de tu propia vida. La libertad no es elegir quien será tu amo, es no tener amo”. Richard Stallman.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>