Una internet #TransHackFeminista

@Hackerosa

Sin embargo, esto está cambiando ante los embates en la red que coartan nuestros derechos digitales. Debemos establecer redes de confianza para adoptar cuidados colectivos en línea, guías de autodefensa digital contra la vigilancia y el acoso, así como el uso de herramientas abiertas que eviten la censura, permitiéndonos mayor libertad de expresión y asociación, por una internet libre e igualitaria, por una internet #TransHackFeminista.

Desde sus inicios internet nace como una red, primero local y después global, de computadoras interconectadas que comparten información sin restricciones. Los paquetes viajan en redes distribuidas sin un nodo central, lo que hace posible su correcta transmisión. Esta descentralización ayudó en la pluralidad y neutralidad de la red, sin censura ni filtrado de información, donde todos los datos eran tratados de la misma forma, independientemente de su contenido, su orígen y su destino.

La falta de mujeres, personas queer y trans y diversidad en general en los campos tecnológicos y más específicamente en hacking es grave. Para cambiar esta situación, es necesaria una aproximación crítica hacia las tecnologías, la cultura tech/hacker, entre otras.

Hoy en día internet pareciera haberse convertido en un espacio muy reducido de sitios que centralizan el tráfico digital y discriminan a modo la información y comunicación de las personas. Estas grandes corporaciones comercializan con nuestros datos, mismos que son requeridos por los gobiernos, o son tomados con herramientas de vigilancia masiva en las telecomunicaciones con fines de censura. Aunado a esto existen leyes muy restrictivas que criminalizan la compartición de los bienes comunes digitales y pretenden hacer de internet una mera herramienta de comercio y promoción. Por último, son todavía muchas las personas que no tienen acceso a internet o a una computadora y no existen polìticas reales que dismiuyan esta brecha.

Son estos escenarios de vigilancia, censura, criminalización y restricción, los que viven actualmente los movimientos ciberfeministas, trans y queer, y donde se tiene que recalcar la importancia que tienen los derechos digitales como la privacidad en línea, la libertad de expresión y asociación, el acceso a la cultura y a la información y la no discriminación de contenidos para erradicar la violencia de género, el machismo y la discriminación tanto en línea como fuera de ella.

Trans

En internet podemos habitar un espacio de una forma no binaria, adoptando las características del género con el que nos identifiquemos y no precisamente aquel asignado al nacer. Una persona transgénero, rompe con el paradigma de los roles socialmente asignados a su sexo biológico. El género se entiende como una construcción y tecnología social que puede derivar en el control de los cuerpos hacia un orden establecido y eminentemente patriarcal.

El transfeminismo es una corriente del feminismo que defiende los derechos de todas las mujeres, incluídas las mujeres trans. El mundo transfeminista dialoga con la diversidad de culturas, razas, orientaciones sexuales y clases sociales, en pos de eliminar desigualdades y desarticular estructuras de poder como las que actualmente se están dando en internet.

Desde el lenguaje, la cultura, el conocimiento y el diálogo, internet posibilita la subversión de la identidad masculina y el resquebrajamiento de las relaciones de poder jerárquicas para potenciar la voz de las mujeres, favoreciendo la comunicación y creación de redes feministas. Las convenciones de opresión socialmente impuestas pueden ser transgredidas en una red libre, igualitaria y segura, en la cual se protejan los derechos humanos de las personas, evitando el ciberacoso y las amenazas pero sin sacrificar la libertad de expresión, el derecho a la privacidad y el anonimato.


Hack

La ética hacker se basa en la creatividad y en la compartición del conocimiento. Más allá de hablar de delincuentes que violan sistemas y roban información, se refiere a quienes mejoran y abren los sistemas cerrados en beneficio de la comunidad.

La libertad es uno de los pilares que enarbolan las personas hackers, la misma libertad con la que fue creada internet y por la que hasta ahora es posible disfrutar de un medio digital en el cual podamos expresarnos, aprender, crear, experimentar, remezclar, organizarnos, colaborar y hackear al patriarcado desde el cuerpo, la ginecología, el género y la tecnología. Para ello es necesario establecer redes seguras, sin violencia y sin vigilancia. Debemos recuperar nuestra autonomìa informática para ser nuestras propias hackers, programadoras, testers, diseñadoras y productoras.


Feminista

Las luchas feministas siempre han privilegiado la palabra a partir de la creatividad, desde la cultura y el arte han adoptado todo tipo de tecnologías para expresar su voz, como son el textil, el fanzine, el performance, la música, la pintura, el video y ahora internet.


Encuentros físicos y virtuales como el TransHackFeminista han traído a la mesa de los diálogos feministas los temas de autodefensa hackfeminista y cuidados colectivos digitales, poniendo especial atención a los derechos de las mujeres a la privacidad y seguridad en línea.



La soberanía tecnológica es un punto muy importante en los encuentros transhackfeministas, ya que pone fin a la dependecia comercial de programas privativos, permitiendo que el software y el hardware abonen al empoderamiento y autonomía digital de las mujeres. En la red se están librando muchas batallas para no perder nuestra libertad, debemos apoyar proyectos tecnológicos verdaderamente autónomos y que se preocupen por erradicar el espionaje y venta de nuestros datos, hay que utilizar software libre y de código abierto que haya sido validado en nuestros círculos de confianza, así como herramientas de cifrado y autoprotección digital.

Llamado THF!

Una internet feminista es la extensión, reflejo y continuación de nuestros movimientos y nuestra resistencia en otros espacios, públicos y privados.

Internet es más que un puñado de redes sociales comerciales como Facebook y Twitter, es más que un mega buscador como Google y sus servicios en la nube. Estas herramientas ayudan en mucho la comunicación de las mujeres, pero el precio de la invasión a nuestra privacidad y la venta de nuestra información está siendo muy caro.


Es necesario que defendamos los derechos digitales como la privacidad en línea, la libertad de expresión y asociación, el acceso a la cultura y a la información y la no discriminación de contenidos para que las luchas ciberfeministas, trans y queer no tengan que enfrentarse a vigilancia, censura, discriminación y violencia.

Tal como lo mencionan los principios feministas para internet, debemos mantener el acceso universal, asequible, irrestricto e igualitario en internet para utilizarlo como un espacio público y político transformador.

De acuerdo al encuentro TransHackFeminista, es prioritario tener más feministas activistas, transversales al frente del uso y desarrollo de tecnologías libres y liberadoras, así como más espacios seguros donde detonar este deseo entre enfoques feministas de la tecnología y el hacking para promover la diversidad, la autonomía, la liberación y la resistencia social.

Bibliografía

Asociación para el Progreso de las Comunicaciones, 2014, “Principios feministas para internet”.

Haraway, Donna, 1985, “Un manifiesto cíborg: ciencia, tecnología, y feminismo socialista a finales del siglo XX”, Socialist Review.

Himanen, Pekka, 2001, “La ética del hacker y el espíritu de la era de la información”, Finlandia, Ed. DestinoLibro.

Padilla, Margarita, “El kit de la lucha en internet”, España, Ed. Traficantes de Sueños.

Zafra, Remedios, 2013, “(H)adas : mujeres que crean, programan, prosumen, teclean”, España, Páginas de Espuma.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>