Paraguay con “Licencia para Copiar”

Pillku.org

La Asociación Tecnología, Educación, Desarrollo, Investigación y Comunicación (TEDIC) tiene como misión promover iniciativas cívicas fundadas en los principios de los bienes comunes y los que estimulan la creatividad individual y colectiva. Además, promueve el uso de licencias libres y apoyan proyectos e iniciativas en torno a la cultura libre, los derechos digitales y los datos abiertos en Internet, entre muchas otras actividades.

Junto a Creative Commmons Paraguay, estuvieron llevando adelante el primer Festival de Cultura Libre con Licencia para Copiar, que incluyó un festival de cine con proyección de filmes y cortos bajo licencias CC y un licenciatón para liberación de obras y fomento del uso de este tipo de licencias en el ámbito cultural especialmente.

Pillku se contactó con Maricarmen Sequera, Directora Ejecutiva de TEDIC, quién compartió su experiencia con respecto a la realización de este evento.

Al consultarle por la situación de los debates sobre derecho de autor y los niveles de uso de las licencias libres, Maricarmen comentó que Paraguay es un país donde es muy normal la copia, por lo tanto es difícil de instalar el discurso de la cultura libre. La ley que regula el derecho de autor allí no se aplica o no existen persecuciones como en otros países de la región latinoamericana. Por lo tanto, esta letra muerta no afecta directamente a los públicos y hablar de licencias como las Creative Commons en un país donde la copia y el remix es un hábito es complicado, hasta pareciera por momentos innecesario.

Paraguay es un país donde es muy normal la copia, por lo tanto es difícil de instalar el discurso de la cultura libre.

Con respecto al evento, la Directora Ejecutiva de TEDIC destacó lo novedoso de este tipo de festivales en ese país que se caracteriza por ser bastante “conservador” con relación a los temas de Cultura Libre. Esta misma condición de novedoso hizo dificultosa la viralización de la información, sumado a las limitaciones en cuanto a infraestructura: el espacio que habían conseguido (Centro Cultural de España Juan de Salazar) no tenía muchas fechas disponibles y finalmente se realizó en un momento inoportuno en cuanto a los calendarios de las otras instituciones relevantes, como las universidades y facultades de cine. En este contexto, hubo escasa llegada y participación del público considerado más “específico” o “técnico”, aunque fue mucha la difusión en términos de presencia en las ediciones impresas y digitales de los principales medios de comunicación del país.

A pesar de todo esto, la calidad de los invitados fue indiscutible: desde Chile con representantes del colectivo CINEPATA, pasando por España con miembros de CC Barcelona hasta la agrupación NINJA de Fora do Eixo desde Brasil.

Con respecto a la calidad de las películas, Maricarmen Sequera reconoció que existe un buen trabajo de curaduría desde el Festival BccN, pero todavía el cine que elige estos modos de distribución se encuentra en una etapa bastante experimental. En términos de cantidad, son muy pocos los títulos que valen la pena mostrar.

El espacio del licenciatón también sirvió para evaluar la situación actual de la producción audiovisual como espacio de uso de las licencias: según Maricarmen, hubieron muchos jóvenes que liberaban sus blogs, sus fotos y pinturas a través de licencias CC, mientras que un sólo director cinematográfico quiso licenciar dos cortos de su autoría. Gracias a la intención de este cineasta, se pudo mostrar la complejidad y el tiempo que requiere llevar adelante este proceso de liberación en las películas: antes de elegir la licencia a utilizar, hay que asegurarse de que todos los componentes de los filmes se encuentran bajo dominio público, o bien que no infrinjan derechos de terceros. Quizá por este motivo el perfil de los cineastas y aficionados que se interesan en la utilización de licencias libres son los que trabajan en documentales. Esto sumado a que al cine con objetivos más comerciales todavía le cuesta mucho pensar que el uso y la distribución bajo licencias libres sea verdaderamente un “modelo de negocio”.

Cuando le preguntamos por la situación actual de la comunidad Creative Commons en su país, Maricarmen explicó que se encuentra en un estado muy incipiente todavía, realizando enormes esfuerzos para que se pueda difundir y promover el uso de este tipo de licencias en diversos tipos de contenido. Quizás la apuesta por el cine, uno de los hijos más caros del arte, era un punto de partida muy fuerte para demostrar que hay mucha gente que apuesta a la licencia CC. Además, un show “con pantalla grande” es importante para poder posicionar este tipo de eventos.

Las consecuencias positivas: gracias a la realización del Festival, se pudo ordenar mejor el repositorio de CC-py para publicarlo y conocer mejor a la gente que quiere sumarse a este tipo de iniciativas. En palabras de Maricarmen Sequera: “Creo que realizar espacios de discusión y difusión con Cine o proyecciones de Audiovisual enriquecen mucho el proceso de una comunidad que está involucrada y fortalecida en temas de derecho de autor”.

__
Redacción: Ana Laura Almada

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>