Datos abiertos en América Latina

Pillku.org

Pillku: ¿Qué ejemplos podrías darnos de la importancia que tienen las políticas de datos abiertos en América Latina?

Jazmín Acuña: Los datos abiertos fomentan la transparencia y la rendición de cuentas por parte de los servidores públicos y autoridades electas, lo que repercute en una mejora de los servicios de las instituciones y la difusión y creación de nuevos conocimientos, entre un sinfín de cosas. De la misma manera, la ciudadanía cuenta con más elementos para participar activamente de procesos democráticos y del desarrollo de sus comunidades al poder acceder a más información, con la que se pueden realizar análisis, reportes, etc.

Actualmente existen varios ejemplos de herramientas con datos abiertos que tienen un efecto directo en las políticas. Existen desde plataformas con información de las legislaturas que permiten a los ciudadanos informarse, monitorear y participar de los procesos legislativos de forma activa; herramientas que centralizan y visualizan reportes ciudadanos sobre problemas en la ciudad, como hechos de violencia o calles en mal estado, que luego son atendidas por las autoridades encargadas; hasta sitios que disponen de información sobre candidatos durante elecciones para mejorar la toma de decisiones de los ciudadanos.

Actualmente existen varios ejemplos de herramientas con datos abiertos que tienen un efecto directo en las políticas.

P: ¿Qué países de la región son los que han avanzado más en las políticas de datos abiertos y acceso a la información pública?

J.A.: México y Chile tienen mucho camino hecho en esta materia. El Open Data Barometer, una clasificación mundial gestionada por la World Wide Web Foundation y el Open Data Institute, los coloca entre los 25 primeros puestos a nivel mundial. A modo de graficar estos números, actualmente, el gobierno de Mexico ha asumido la presidencia de la Alianza para el Gobierno Abierto, el espacio de promoción de datos abiertos más importante a nivel internacional. Asimismo, Chile cuenta con 1175 datasets liberados para el libre uso de la ciudadanía como parte de una política de datos abiertos del gobierno, algo digno de imitar.

P: ¿Cuáles son los hitos que debería transitar un país para tener una política de datos abiertos integral?

J.A.: No sé si podemos hablar de una fórmula en particular que va a garantizar buenos resultados en este ámbito. Cada país tiene condiciones particulares, y lo ideal sería pensar en el contexto cuál es el mejor camino a seguir. Pero creo que hay cuestiones ineludibles que deben marcar el camino hacia una política de datos abiertos integral, como una ley de acceso a información pública que contemple, al menos en la reglamentación, la importancia y la necesidad de publicar datos públicos en estos formatos; y capacitación a funcionarios públicos sobre el tema.

P: ¿Qué se puede hacer para que las aplicaciones derivadas de los datos abiertos no sean reprivatizadas a través de medidas tecnológicas de restricción u otros mecanismos?

J.A.: En realidad es difícil evitar que aplicaciones derivadas de datos abiertos se ajusten a los criterios de apertura que quisiéramos. Las licencias CC se aplican a los datos del gobierno (contenido), y éstas promueven que se compartan igual. En cambio, las aplicaciones son software (que tienen licencias específicas), y las empresas perfectamente pueden desarrollarlas de forma privativa para compartir los datos abiertos del gobierno.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>