El Open Cinema tiene un futuro maravilloso

Vero Xhardez

VX: ¿Cómo nace el proyecto de vacui spacii? Sabemos que tiene mucho que ver con un encuentro, un vínculo que se creó entre los que contribuyen: ¿qué podés decirnos sobre esos vínculos?

ME: Vacui spacii nace efectivamente de ese encuentro, descubrir a Nikila y luego mostrar “antea” (el primero de los cortos de la serie) a ella y a Josi (Guaimas, responsable de desarrollo web del sitio) fue una especie de catalizador para comenzar a plasmar la idea. Como comentamos en el sitio, Nikila no sólo me autorizó a utilizar su música, sino que quiso saber más acerca de vacui sapacii y se transformó en un proyecto conjunto en el que ella se comprometía a componer las bandas de sonido de los 21 cortos.

VX: ¿Cómo surgió la idea de basarse en “conceptos” inspiradores (ver listado abajo) para el desarrollo de cada uno de los capítulos a modo de cortos de animación libres?

ME: Como la idea era experimentar con las matemáticas duras para realizar vídeos artísticos, pensé en las veintiún letras del alfabeto latino. Cada letra tiene asignada una palabra, y de ahí surge primero la música y ese es el disparador de las imágenes.

VX: Entendemos que se trata de cortos que se comparten on line, bajo licencias CC y cuyas partes (fuentes, música, etc.) permiten su reutilización para una nueva creación. ¿Cómo fue la decisión de elegir esa licencia y no otra?

ME: Toda mi obra posee esas licencias. Compartir es inherente al ser humano, todo ese asunto de copyright y demás inventos anacrónicos se deben a la maldad de cierta gente que lucra con eso. Y lo peor es que a veces hasta convencen a los artistas de que compartir sus obras es malo.

VX: Por otro lado, la animación es realizada con Blender. ¿Cuál es el vínculo que se construyó en relación a los cortos libres y el Software Libre para desarrollarlos?

ME: En el caso mío y de Josi ambas cosas están relacionadas. Empezar a utilizar Software Libre fue llevándome a descubrir las bondades de las licencias libres y de toda la filosofía que subyace, que es lo más importante. No hay que confundir gratis con libre, ya que libre implica una fuerte ideología de base, no simplemente “ahorrar”. Uno puede invertir la misma cantidad en un software pero en el Open Source el beneficio no es sólo para quien aporta sino para toda una comunidad. Se trata de trabajar con valores: compartir, generar confianza, ser lo más éticamente correctos y aportar a la comunidad.

VX: ¿Encontraron dificultades para llevar adelante el proyecto? Siendo un proyecto totalmente voluntario, esto lleva generalmente a que no existan plazos para su producción. ¿Cómo piensan su continuidad y cuál es el desafío en este sentido?

ME: El desafío es terminar los 21 cortos planteados originalmente en el proyecto. Como bien decís, al no tener tiempos asignados, se hace en la medida de lo posible. Es por eso que muchas veces lo tomo como un recreo, y como una manera de seguir aprendiendo. Nikila, por ejemplo, ya terminó las 21 bandas, y quizá altere algunas si hace falta, y Josi es incondicional también.

VX: Cuando se terminen los 21 conceptos/capítulos ¿tienen pensado continuar el proyecto? ¿Surgieron nuevas propuestas a partir del mismo?

ME: Siempre surgen cosas relacionadas, de una u otra manera. Yo considero terminada mi intervención en el proyecto cuando termine los 21 cortos, pero me gustaría que siga vivo, ya que quedan las fuentes y los vídeos para reutilizarlos, mezclar, recrear… Así que confío en que haya más artistas que lo mantengan vivo.

VX: ¿Qué más te gustaría agregar en base a esta experiencia, considerando especialmente la contribución y responsabilidad sobre el crecimiento de las comunidades de cultura y software libres y los modelos de Open Cinema?

ME: Creo en estos proyectos. He sido parte de algunos, además de vacui spacii, y también creo que lo monetario no es preocupante, ya que el financiamiento colectivo es mucho más poderoso que la vía tradicional. Sólo hay que tener confianza en lo que uno hace y en la gente que está al lado. Y en este sentido los modelos de Open Cinema tienen todo un futuro maravilloso por delante, imposible imaginar algo mejor que poder ser parte de una producción que comparte sus fuentes además de que circula sin límites impuestos por una sociedad egoísta y enferma. Es una especie de bálsamo, y ayuda a que uno encuentre motivos para creer en la gente y en que hay otra manera de hacer las cosas.

Los 21 conceptos:
I – antea : antes, antes de
II – bis: dos veces
III – coma : hojas, rayos de luz
IV – delectatio: alegría, placer, disfrute
V – extra: más allá, en las afueras
VI – femina: principio femenino
VII – gregatim: en tropas, multitudes
VIII – Humo: cubrir con tierra, enterrar
IX – infra: a continuación, por debajo de / en el mundo subterráneo
X – jugiter: continuamente, constantemente / instantáneamente
XI – lacuna: agujero, espacio vacío / estanque, piscina / deficiencia, pérdida
XII – mirus: maravillosa, extraordinario, sorprendente
XIII – natura: naturaleza
XIV – obliquo: hacia los lados, girar a un lado
XV – porta: puerta de entrada
XVI – Quovis: a cualquier lugar que quieras
XVII – repens: repentino, inesperado, frescos, recientes
XVIII – scio: conocer, comprender
XIX – texo: tejer, trenzar, construir
XX – ulterius: más lejos, más avanzado, más remoto
XXI – vox: voz / viridis: verde

Más información:
Vacui Spacii: http://www.vacuispacii.org

Contacto: http://www.vacuispacii.org/contacto/

Blender: www.blender.org

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>