Revista Pillku

Procomún y Cultura Libre
América Latina
ISSN 2215-3195

Pillku tendrá su primera edición impresa

Entrevista a Javier Castrillo

Ninguna corporación debe seguir fijando las políticas educativas

Huayra toma su nombre del vocablo quechua que significa “viento”. Es una distribución GNU/Linux y está directamente relacionado con el Programa Conectar Igualdad. Javier Castrillo dice que si Evita viviera, sería linuxera. Es es el coordinador del proyecto Huayra y un promotor de software libre para la patria soberana. Huayra es la distribución “oficial” del estado argentino. Conversamos con Javier para profundizar en la dinámica y particularidades del proyecto.

Javier Castrillo

Conectar igualidad ha destinado 3 millones de netbooks para que cada alumno y docente de educación secundaria de escuela pública, educación especial y de institutos de formación docente tenga una computadora personal. Huayra es el sistema operativo libre desarrollado a partir de las necesidades de lxs estudiantxs, docentes y de toda la comunidad educativa en general.

Pilku: Como primer punto nos gustaría que nos contaras un poco sobre cómo surge la idea de hacer Huayra Linux

Javier: La respuesta corta sería que el Programa Conectar Igualdad, el mas grande de la historia en uno a uno, que es un dispositivo para cada alumno, luego de dos años de trabajo necesitaba por su grado de madurez y su dimensión, un sistema operativo propio, una plataforma donde se pueda construir “allí” arriba, donde se pueda capacitar, donde se pueda sistematizar, donde se pueda homogeneizar.

Tenemos en cuenta que estamos hablando de 3.500.000 de maquinas, 11.000 escuelas. Entonces vos necesitas “ahí” arriba una plataforma estable y universal, como es el Programa. Por supuesto la plataforma tenía que ser libre, tenía que ser de construcción colaborativa, tenía que ser sólida, segura, y tenía que ser de software libre para que sea el propio Estado nacional el que se adueñe, entre comillas, porque en realidad el dueño somos todos del código.

Pilku: Se apropie

Javier: Y no depender de ninguna corporación, que ninguna empresa, ningún monopolio siga fijando las políticas educativas.

Pilku: ¿Cómo fue el tema con la reacción de Microsoft al respecto? Tengo entendido que tienen dual boot todavía las máquinas.

Javier: Las máquinas tienen dual boot porque el contrato, por ahora, sigue vigente. Nuestro objetivo, del equipo de Huayra, por supuesto es que tengamos nuestro sistema operativo solamente y estamos trabajando técnicamente, estamos trabajando capacitando a los docentes, estamos trabajando políticamente y sobre todo dando un producto de calidad que pueda satisfacer a todos los usuarios para que naturalmente se elija el sistema operativo libre en lugar de uno privativo.

Comunicado conjunto de los Presidentes de los Estados partes del MERCOSUR: 45. Apoyaron el desarrollo de software libre (...) a fin de lograr una verdadera apropiación, promoción del libre conocimiento y transferencia tecnológica, reduciendo la dependencia de soluciones provistas por trasnacionales del sector

Hace unas pocas semanas todos los presidentes en la última reunión del Mercosur firmaron una resolución en las que se comprometen a difundir y desarrollar el software libre, sobre todo en los programas de inclusión social donde se encuadraría el Programa Conectar Igualdad. Esa mentira que durante tanto tiempo las corporaciones vendieron como neutralidad tecnológica ya esta dada por tierra con la firma de todos los presidentes de la región.

Pillku: Javier, ¿qué características tiene Huayra Linux que lo hacen distinto?, o ¿por qué conviene usarlo? ¿Qué herramientas tiene integradas? ¿Cómo lo pensaron para utilizarlo a nivel con alumnos y docentes? Vi que está pensado no sólo para alumnos, o no sólo para docentes sino para el conjunto de ambos.

Javier: Si, ¡exactamente! Nosotros estamos trabajando, muchos de los que estamos en el equipo de Huayra, y personalmente desde el año 2010 en el Programa de Conectar Igualdad. En mi caso en el equipo de seguimiento y evaluación con lo cual en este lapso hicimos un relevamiento presencial – y esto hay que destacarlo – de casi 1000 escuelas en todo el territorio del país. En esos revelamientos, en esos cuestionarios, se relevaron, valga la redundancia, problemas que, o cuestiones a mejorar, o cuestiones donde había un déficit de cosas simples. Por ejemplo, un profe que viene con un archivo en un pendrive para compartirlo con sus alumnos y en muchos lados pasa el pendrive de máquina a máquina.

Pilku: Generador de vírus y ese tipo de cosas

Javier: Claro, y aparte por el tiempo que insume esto. Doy este ejemplo porque es trivial y de uso diario en cualquier aula, teniendo una red armada en cada escuela. Un profe de biología no tiene porque saber configurar una red. Entonces Huayra se auto configura sola la red. Vos en tu navegador, en el mismo lugar donde vos navegás por internet, escribís “javier.local” y automáticamente vos te conectas a mi maquina y ahí bajas los archivos que yo quiero compartir con vos. Así de simple, no hay que andar configurando una red, no hay que pasar pendrive, ni nada.

Entonces todos los alumnos, por ejemplo, se conectan a la maquina del profe y descargan el archivo sin configuración alguna, es una auto configuración. Ese tipo de soluciones son las que incorporamos en Huayra. Hay 1500 aplicaciones preinstaladas y mas de 30000 disponibles, todas libres y gratuitas. Después, por ejemplo, las máquinas vienen con un player, un reproductor de televisión digital abierta.

Pilku: Eso es otra cosa que te iba a a preguntar. Vi que hablaban de que estaba integrado con Canal Encuentro, Pakapaka y otros. ¿Cómo funcionaba esto?

Javier: Por un lado tenes el player, o sea, las máquinas desde agosto del año pasado, hace un año ya, vienen con un reproductor de televisión digital y una pequeña antena, entonces se puede ver la tele digamos, la televisión digital. Y por otro lado hay otro programa que se llama “mi escritorio” que está desarrollado por Educar, esto es un trabajo colaborativo.

La gente de Educar ha desarrollado “mi escritorio”, que es una aplicación que permite descargar, catalogar y buscar entre los miles de contenidos que tiene el portal Educar, Conectate, Encuentro, Pakapaka, Deporte B, las películas de Belgrano, de San Martín. Hay miles de contenidos audiovisuales y vos los podés descargar en tu maquina para mirarlos, para usarlos pedagógicamente , o para lo que necesites, son las dos formas de integración.

Pilku: Tengo algunas cositas más para preguntarte, y algunas son para aclarar a la comunidad: hace poco salió una nota de Stallman que habla sobre Huayra, no sé si estás al tanto.

Javier: En realidad, esa nota la hizo alguien juntando manifestaciones anteriores de Stallman. Me gustaría que me lo pregunten a mi. Stallman nunca puso un pie en una escuela de Conectar Igualdad, no probó Huayra, entonces, es libre de opinar lo que quiera, pero no deja de ser sólo su opinión. Por supuesto que nosotros aceptamos. Y de hecho, una de las cosas que más valoramos fue que apenas se filtró la noticia de que había un sistema operativo en desarrollo, nos empezaron a convocar y a preguntar cosas desde todo el país y enseguida dijeron: “bueno, publiquen algo, así lo bajamos, así lo probamos”. Y les decíamos: “pero tenemos una versión, la 0.14, que estaba pobre, agarrada con alambre.

Pilku: Recontra “alpha”

Javier: Claro, recontra “alpha” y nos decían: “publíquenlo, publíquenlo”. Y enseguida empezamos a recibir aportes, criticas, comentarios. Huayra está para que lo mejoremos entre todos y una de esas mejoras es en base a la critica, ya sea la critica y la solución, o la critica dejándola abierta que nosotros podamos mejorar eso. Ahora cuando alguien que ni lo probó, o que dice, que ni siquiera sabe que el Programa Conectar Igualdad tiene como beneficiarios a la escuela secundaria, entonces uno como que toma esa crítica de una manera. Primero infórmate, no me hables de maestros y niños cuando el Conectar Igualdad está orientado a la escuela secundaria, por ejemplo. Aparte tomando cosas muy livianas: “me dijo un chico de Neuquén que reprimen” (dice citando a Satllman). No, en nuestro país para usar la palabra reprimir, hay que tener mucho cuidado.

Por primera vez en Argentina alumnos de quinto y sexto grado de una escuela de Carlos Paz instalaron el sistema operativo libre Huayra Linux, en el marco de trabajos conjuntos del Programa Conectar Igualdad Córdoba, INTI-Córdoba, el Grupo Software Libre Córdoba y estudiantes de carreras tecnológicas.

Hay que tener muchísimo cuidado para usar la palabra reprimir en nuestro país. No tengo que decirte la historia que tenemos de represión. Y decir que “un chico de Neuquén me dijo”, la verdad ni siquiera puede ser tomado en serio.

Pilku: ¿Qué respondes a las críticas de que hay componentes en la computadora que no son libres, a nivel hardware o sea que no tiene los drivers libres y que se está usando software no libre para el desarrolló de Huayra? Y adicionalmente, a esto: ¿cómo es el tema de que es responsabilidad del fabricante? ¿Cómo es el tema del Estado comprando hardware que no tiene drivers libres por ejemplo?

Javier: Partamos de una base, hay muy poco hardware. Cuando digo muy poco, digo escaso hardware en que vos tengas hardware libre. Primero hagamos una lista, en principio, de que es lo que podríamos comprar 100% hardware libre y con lo cual, por ejemplo, nadie podría, no podría tener esta conversación que estoy teniendo a través de mi celular.

Pilku: No me podrías haber atendido

Javier: Claro, entonces partamos de una base: o qué tenemos en el mercado o si vamos a vivir en un mundo ideal. Si vamos a esperar el mundo ideal, bueno, congelémonos y vengamos dentro de tantos años y veamos qué pasa. Con el mundo real, es lo que nosotros hacemos. Tenemos 3 paquetes no libres en 15000, nos queda un 99,987% de software libre, el restante se lo dejamos a los fundamentalistas ¡Nosotros también queremos que el driver sea libre! Así que los invitamos a colaborar.

Pilku: ¿A qué ayuden a hacer el driver libres, decís?

Javier: A que ayuden. Yo no puedo agarrar 3.000.000 de maquinas y decir: “ah bueno, no las usemos porque este driver no es libre”. O tampoco podría mirar televisión. Prácticamente no podría hacer nada: cuando van a un cajero automático, cuando quieren cargar nafta en un surtidor, calculo que tampoco deben aceptarlo. Es bastante gracioso, por otro lado, que todo esto se manifiesta desde una noticia en un medio en el que para comentar tenés que dejar tu número de documento. Nosotros estamos trabajando incesantemente para que todo sea libre 100% libre. Mientras tanto seguimos viviendo, y hay 3.500.000 en la calle de compus para antes de fin de año. Todas esas máquinas van a poder tener sofware 99,987% libre. Y para nosotros es una gran noticia.

Pilku: Promoviendo el uso de software libre a nivel nacional, que tampoco es un tema menor

Javier: No sólo el software sino el paradigma, esto es un trabajo colaborativo. En nuestro equipo trabajan sociólogos, comunicadores, historiadores del arte… En nuestro equipo acá, en las 14 personas que somos, pero nuestro equipo es todo el país, desde cualquier rincón de nuestro país nos llueven colaboraciones, criticas, aportes de gente que no es informática, o sea, que realmente estamos construyéndolo colaborativamente. Así que éste es un mérito de toda la comunidad educativa o del software libre del país que quiere trabajar de esta manera. Después, por supuesto va a haber matices, va a haber cosas a mejorar, cuestiones de ego ¿por qué no?

Pilku: Ego ¡seguro!

Javier: Pero bueno, el producto está, y siempre estamos abiertos, y queremos que nos lo critiquen, que lo prueben y que lo podamos mejorar.

Huayra es desarrollado por CENITAL (Centro Nacional de Investigación y Desarrollo de Tecnologías Libres), un área del Programa Conectar Igualdad que nace con la idea de generar y motorizar las experiencias de I+D en el campo de las Tecnologías Libres en nuestro país.

Pilku: Entonces me decías que son 14 personas en el equipo de desarrollo de CENITAL para Huayra ¿Cómo se compone?

Javier: Exactamante, todos estamos trabajando en la órbita del ANSES a través de la Dirección de Comunicación y Contenidos de Constanza Necuzzi, que depende de la directora ejecutiva, Silvina Gvirtz, que a su vez depende del Director del ANSES, Diego Bossio. Esa seria la ubicación del equipo en el organigrama de Conectar Igualdad y de ANSES. 14 personas como te decía, prácticamente fifty – fifty en cuanto a sexo masculino y femenino, yo soy el más viejo.

Pilku: ¿Y la mayoría son desarrolladoras programadoras?

Javier: No, hay 5 desarrolladores/desarrolladoras, 3 en documentación y sistematización, 4 personas en diseño y comunicación visual, digamos. Y después estamos los jefes de proyecto y de aplicación y de migraciones, que es Vladimir (Di Fiore) y luego estoy yo, como coordinador, es el equipo que día a día nos vemos acá.

Pilku: ¿Cuál es el futuro de Huayra, a dónde apuntan, cual es el objetivo final, su horizonte, su paradigma? ¿Qué es lo que los mueve día a día además del entusiasmo cotidiano de estar creando un software libre desde el Estado y con todo lo que eso implica, qué es el objetivo final, el horizonte que tienen adelante?

Javier: Bien, nosotros en principio, el objetivo más corto, el de más corto plazo es que se use Huayra en todas las maquinas de Conectar Igualdad para luego pasar a la administración publica nacional. Ya estamos pensando y trabajando en tal sentido, donde ahí hay que trabajar con muchísimo mas hardware, otras aplicaciones, donde cada dependencia va a tener su necesidad y ahí va a haber que hacerle modificaciones y aportes según lo que cada dependencia necesite. Y siempre trabajando dentro del software libre, dentro de los datos estándar, que podamos agregar valor desde nuestro país. Todas las líneas que se bajan desde presidencia, con el desarrollo local, sustitución de importaciones, creación de un mercado interno, software libre, estándares abiertos… ese es nuestro camino.

Pilku: Y a nivel administración al Estado, me imagino que ahí habrá un gran trabajo que hacer. Una vez que cumplan las metas de Conectar Igualdad y todo eso, habrá un gran trabajo que hacer en relación a eso. ¿Sería un poco para remplazar el uso del software privativo en las administraciones públicas?

Javier: Exactamante.

Pilku: O sea, Huayra sería como el sistema oficial para remplazar, digamos, el software privativo en la administración pública argentina?

Javier: Ese es nuestro objetivo. Nosotros estamos, justamente ahora Vladimir que está encargado en todo lo que son migraciones y utilización dentro del APN. Tenemos desde otro lado una ley de estándares ya presentada, estamos trabajando con jefatura de gabinete, estamos trabajando dentro del mismo ANSES con Pablo Fontdevila, el director general de sistemas del ANSES. Así que bueno, como vos bien decías, este es un árduo trabajo, pero está dentro de las tareas previstas, o sea, Huayra no es solo desarrollar, sino que también es capacitaciones, migraciones, sistematización. Hay un montón de cuestiones, todas bajo el mismo paradigma del software libre. Un trabajo colaborativo integral. Eso es un poco Huayra en el corto y mediano plazo.

Pillku: ¿Huayra es un derivado de Debian, no?

Javier: Huayra está basado en Debian sí, que es el Debian estable en este momento, técnicamente es un Debian Pure Blend, o sea usa los repositorios de Debian pero tenemos nuestros propios repositorios con aquellas aplicaciones que nosotros modificamos o cambiamos o sea que es un Debian y como tantas otras distros, se toma como base porque es una distribución estable, probada, muy solida y arriba de Debian Wheezy nosotros construimos Huayra.

Pilku: Para despedirnos, micrófono abierto: ¿quieres decir algo en particular?

Javier: Invitar a todos, sobre todo a los que están en las comunidades educativas, a los universitarios, universidades publicas, a los equipos de desarrollo, a los docentes, a los estudiantes a que bajen Huayra. Está en Huayra.conectarigualdad.com.ar, que bajen, que lo prueben. Hay una versión live, con lo cual pueden probarlo sin tocar su disco. Van a ver que enseguida lo van a querer instalar.

Los que tengan mayor nivel de conocimiento, está todo el código de Huayra publicado en el sitio de software publico de jefatura de gabinete. Así que los que quieran meterse en el código, mejorarlo, desarrollar, ahí esta todo para trabajar. Así que, esto: los invito a todos a formar parte de esta comunidad Huayra. A los diseñadores, nos han mandado worpaper, nos han mandado arte. Así que Huayra es de todos. Están todos invitados a participar

Última modificación: 4 de diciembre de 2013 a las 16:33