Revista Pillku

Procomún y Cultura Libre
América Latina
ISSN 2215-3195

Entrevista en Costa Rica

Fue por medio del Internet que investigué y descubrí que yo era trans

Pablo Bravo (no es su nombre real debido a que ha querido preservar su identidad) es un ingeniero en computación que vive en San José de Costa Rica. Tiene 34 años y eligió ser hombre. En esta entrevista nos cuenta su proceso y cómo internet y las tecnologías han formado parte de la definición de su identidad.

Pablo Bravo

Pillku: ¿A qué te dedicas?

Anónimo: Soy Ingeniero en Computación, trabajo en el área de Arquitectura de Soluciones en una transnacional y doy clases de manera parcial en una Universidad Pública.

Pillku: ¿Cuál ha sido tu proceso trans?

Anónimo: Para empezar a aclarar conceptos, me defino como transexual. Una persona transgénero es aquella que cuyo género y “sexo” no coinciden con la “norma” pero no desea modificar su cuerpo para calzar con lo que la heteronormidad establece o para sentirse “bien” o acorde con el género con el que se identifica. Una persona transexual, necesita modificar su cuerpo (cirugías más que todo) para que su aspecto físico esté más acorde con lo que la sociedad conoce como mujer o como hombre.

Yo me identifico como hombre desde que tengo uso de razón, a pesar de que los doctores dijeron a mi madre al nacer que era niña. Inicié mi proceso de transición física y social, de “mujer a hombre”, hace aproximadamente 2 años.

Recomiendo utilizar el término trans, así sin más. Así evitamos más etiquetas y encasillarnos más de la cuenta.

Pillku: ¿Qué influencia ha tenido el internet en tu proceso trans?

Fue por medio del Internet que investigué y descubrí que yo era trans. Siempre tuve claro cómo me sentí, que algo no calzaba, pero desconocía que habían más personas como yo, y desconocía que se nos llamaba trans. Leí sobre los testimonios y descubrí un mundo de personas que han vivido lo mismo que yo desde muy temprana edad. También logré investigar sobre los avances en los procesos de transición y que era posible cambiar mi vida, mi cuerpo, para sentirme a gusto y viviendo en la sociedad acorde con el género con el que me identifico.

Pillku: ¿Cuál ha sido el proceso que has tenido con tu identidad en la red y en la realidad?

Prefiero llamarle mundo virtual y no virtual, pues ambos existen, son reales.

Básicamente yo en el mundo virtual lo sentí una vía segura para lograr vivir y desenvolverme con mi identidad, algo que no había logrado en mi mundo no virtual. Me identifico como hombre y con mi nombre actual desde hace muchos años, fue ese un espacio, en el que bajo cierto anonimato, me sentí seguro de vivir tal y cual soy.

Me tomó mucho más tiempo lograr vivir tal cual soy en este mundo no virtual, en el que debía enfrentar a la sociedad, a mi familia, a mis amigos, a mi entorno laboral y decirles que era trans, que me identifico como hombre y que voy a vivir mi vida tal y como lo merezco. El mundo virtual, por medio del anonimato, te protege, este mundo no virtual es mucho más cruel pues no tenés esa capa de anónimato que te podría proteger de prejuicios, ofensas. Está lleno de ignorancia, personas retrógradas y llenas de odio, con las que tenés que lidiar todos los días: en un banco, en un super, y hasta en las redes sociales (al leer tantas ofensas).

Pillku ¿Es el internet un espacio seguro para expresar quienes somos?

Bajo el anónimato lo es. Fuera de él se convierte en un mundo tan cruel como el no virtual.

Última modificación: 16 de diciembre de 2017 a las 22:14