Revista Pillku

Procomún y Cultura Libre
América Latina
ISSN 2215-3195

Pillku tendrá su primera edición impresa

Editorial

El estado de las cosas

Tres meses es bastante tiempo como para que pasen muchas cosas. También pasan volando. Pero en estos tres meses, desde la última edición especial de Pillku en febrero, se ha profunizado en una nueva forma de hacer. Modelos comunitarios, de intercambio, de confianzas, que también son espontáneos, se van afianzando en el aún flamante nuevo consejo editorial.

Light painting. Por Kevin Dooley. CC.

La realización de este número ha sido realmente muy enriquecedora para mi, y quiero agredecer especialmente a todas las personas que le metieron garra y pasión. Este precioso número de Pillku, fue el resultado de un trabajo extendido, distribuido, que marca el derrotero del camino. No hay fórmulas. Desde el número pasado a este, pusimos a funcionar una lista de correo y desde ahí, con ayuda de un Etherpad fuimos construyendo el número colectivamente. Ana Laura Almada, gran estrellita en el cielo, coordinó la edición. Se hicieron notas excelentes y me animo a decir que es una de las mejores ediciones de Pillku. No podía ser de otra manera con tremendos colaboradores y colaboradoras.

El tema central de la revista contiene 12 estupendas notas, entre entrevistas, comentarios y análisis. En las entrevistas, presentamos las experiencias de los directores Flavio Soares, desde Brasil, con la película Floresta Vermelha; Manuel Quiñones, desde Argentina, con la película Viaje a la tierra del Quebracho, y Martín Eschoyez, también desde Argentina, con el proyecto vacui spacii. Con mucha disponibilidad, ellos nos comparten el proceso de realización de los cortometrajes en aspectos técnicos, artísticos, sociopolíticos y también económicos. Aún en el tema central, desde México Rancho Electrónico colabora con una nota del proceso de Cine Libre en Ciudad de México. Desde Uruguay, los compañeros de Ártica, Mariana Fossati y Jorge Gemetto nos traen una fresca reseña sobre las experiencias de cine libre en este país, y Angie Schenerock nos hace un comentario sobre la importancia de no desvincular el arte de la técnica, en el caso de las tecnologías libres. Siempre informada de todo lo que ocurre en el medio, Anita Almada nos presenta las experiencias de Cine Libre en Colombia y Paraguay. Desde Barecelona Simón Vialás no hace un panorama completo del audivisual libre y el procomún. También presentamos los proyectos estrellas en la tecnología del cine libre, con una nota dedicada a la cámara Apertus Axiom y Elphel NC353L-369 de la mano de KinoRaw. Como no podíamos dejar de fuera, finalizamos la sección central con una pequeña lista de películas libres.

Los demás temas de la revista, son imprescindibles. Aquí, también con la comprometida participación del nuevo consejo editorial, destacamos lo más novedoso en el momento: la Cumbre del Buen Conocer, a empezar el día 27 de mayo en Quito, Ecuador. Presentamos el documento marco orientador de la cumbre, así como la carta abierta convocando a la misma, impulsada en la red por Michel Bauwens y el equipo del Flok Society y el Commons Strategies Group. Además, presentamos um importante artículo de Richar Stallman sobre las claras violaciones a los derechos humanos que promueve la vigilancia en la red, que de plano, amenaza cualquier tipo de democracia. Finalmente, en esta sección hablamos del Festival de los Comunes y visibilizamos la encrucijada en que se encuentra Mozila Firefox y el retroceso para el software libre que representa.

En la sección de Voces Libres en la Red, desde Colombia, Farid Amed, de la Fundación Casa del Bosque, analiza la relación entre tecnopolítica y activismo tecnológico, en donde éste, en la actualidad, ha contribuido para la construcción de nuevas ciudadanías y nuevas democracias. Por su vez, Esteban Magnani, desde Argentina, analiza el vínculo entre tecnología y consumismo. Bernardo Gutiérrez narra lo ocurrido por dentro y por fuera y tras bambalinas, en el encuentro NetMundial, en donde se plantean políticas acerca de la vigilancia en Internet.

Así mismo queremos volver sobre el tema de la editorial anterior, la OpenPillku. Decíamos que el consejo editorial iba a plantear los temas para el trabajo de año. La buena noticia es que hicimos la tarea. Definimos 3 temas para abordar este 2014, o lo que quedaba de él. OpenCinema fue el primero, que ya venía postergado del año anterior. Para la edición de agosto se definió hacer el tema central sobre Economía P2P y el número de noviembre, sobre Políticas Libres en América Latina.

Desde ya abrimos Pillku para toda persona o colectivo que quiera involucrarse y participar en la construcción de estos próximos números que quedan. Además la apertura de siempre a recibir colaboraciones de diferentes temas relacionados con Pillku.

Con esto entonces presentamos este número XIII de la Pillku, que sigue reformulándose a cada número con la participación comprometida de todos los lectores y lectoras y queda oficialmente inaugurada la nueva etapa de la OpenPillku de la que hablamos en el número anterior.

Es realmente un placer y un honor trabajar a lado de este equipo y quiero agradecer de forma muy especial la prediposición y la apuesta por el proyecto a Ana Laura Almada, Angie Schenerock, Bernardo Gutierrez, Estrella Soria, Jorge Gemetto, Mariana Fosatti, Matías Lennie, Nicolás Echániz, Rafael Bonifaz, Santiago García y Verónica Xhardez. Sin dudas, Pillku brilla gracias a ustedes.

Esperamos que disfruten este número y envíen sus comentarios.
¡Nos vemos en agosto!

Última modificación: 20 de mayo de 2014 a las 00:49